Chismes de Uber

Cuando viajas en tu Uber, puedes ir platicando con el conductor acerca de cómo le va en Uber. De ahí empiezan a salir cosas que no te imaginabas … te contaré algunas experiencias curiosas.

Uber Pool

Esta modalidad parece ser muy incómoda para algun@s usuari@s ya que muchos ignoran que en Uber Pool no puedes decidir la ruta, si no es la aplicación que la determina.

  • Un conductor me contaba que una señora se empezó a enojar porque a ella no la iban a dejar primero y porque el conductor no seguía la ruta que ella quería. Estaba prácticamente diciendo majadería y media en voz alta.
  • En otra ocasión resulta que iba un chavo en Uber Pool … y me dice el conductor: imagínate que en un momento dado, alguien más pide el Uber (pool), me tengo que desviar. Resulta que se van a subir dos chicas muy guapas y un chico que las acompaña. Resulta que el acompañante va y le dice al chico que va atrás “pásate adelante” … ¿Tú que harías?

Uber X

  • Ya ha pasado que cuando pides un Uber X ¡resulta que el carro no coincide! El conductor sí es lo que dice la App pero no el carro: placas distintas, color diferente, … o sea qué peks! Tardas en subirte porque no lo veías y dice la App que ahí está el carro. Total te subes con miedo y más si eres mujer porque lo que tú muy viva notificas a tus amigos de la situación. El conductor se hace el sorprendido cuando le dices que, wey, tus placas no coinciden. Cuando llegas a tu destino, la app de Uber te cobra, además, el tiempo de espera. Procedes a denunciar esto a Uber y sí que toman cartas en el asunto. Aparentemente me devolvieron la tarifa por hacer esperar al conductor.

Continuará …

Una tranza de Uber. Cómo Uber te roba o te cobra de más con los famosos dos minutos de espera: ¿un bug de programación intencional por parte de Uber?

Este abuso pasa cuando el Uber llega en sentido contrario, es decir, cuando te encuentras del otro lado de la avenida y explícitamente especificaste que estás del otro lado. Ah, pues cuando el Uber pasa frente a ti del otro lado de la avenida, el conteo de los dos minutos de espera ya empieza a correr. Si el Uber tarda en dar la vuelta, ya sea por un chingo de tráfico y los semáforos, pues ya te fregaste. Me pasó que Uber me cobró 7 minutos extra de espera. Ni siquiera el pinche Uber había llegado frente a mí, la pinche aplicación ya daba por hecho que estaba frente a mis narices y pues no.

Por favor, chequen bien, si el Uber llega del otro lado, tomen pantallazo o graben su pantalla para evidenciar este gran abuso.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

four + three =